martes, 3 de marzo de 2009

Dos necro-paseos presidenciales

En septiembre de 2007 publiqué en el Gran Combo Club este post en que comentaba cómo no sólo a Alberto Fujimori, sino también a Alan García le gustaba posar junto a los cadáveres, curiosamente también del MRTA:
Fujimori no era el único que se tomaba fotos con cadáveres y las difundía. Su antecesor Alan García tuvo un estilo muy parecido.
Entonces sobre Fujimori caían casi todas las condenas por violaciones a los derechos humanos y no era muy popular señalar las de Alan García, tan o más graves que las de Fujimori.

Hoy por ahí se repite este contrapunto fotográfico, desde luego sin citar, que ya no es novedad (las fotos son de Caretas y Justicia Viva). Se lo hace no en la perspectiva de dar una visión equilibrada de lo que fueron las violaciones de los derechos humanos a lo largo de los diversos gobiernos, sino por la coyuntura del rechazo alanista al museo de la memoria.

No era popular mencionar las violaciones de los derechos humanos de García durante las elecciones o durante las investigaciones de la CVR. Es uno de los sesgos de la CVR, la "opción preferencial" por la condena a Fujimori por sobre García o a Belaúnde.

Veamos cómo la CVR trata dos paseos entre cadáveres de dos presidentes.

La CVR sobre Fujimori, aquí, Conclusiones generales:
Condena, sin embargo, las ejecuciones extrajudiciales que se habrían producido, injustificadas por tratarse de personas rendidas, y comparte el rechazo de la opinión pública a las imágenes de Alberto Fujimori paseándose entre los cadáveres en la residencia recién rescatada.
En el mismo capítulo del Informe Final no se menciona el paseo entre cadáveres de Alan García. Sobre Molinos se dice:
Una serie de sucesos, como la aparición del mal llamado «Comando Rodrigo Franco», el enfrentamiento entre una patrulla del Ejército y una columna del MRTA en el paraje de Los Molinos, el ataque del PCP-SL al puesto policial de Uchiza, la vacancia de cargos municipales en 1989 y el escape de los miembros del MRTA del penal Castro Castro en 1990, entre otros, potenciaron la imagen de desgobierno y caos en el país.
Se esperaría que ya que se mencionó el paseo del presidente Fujimori entre los cadáveres emerretistas se mencione también el paseo del presidente García entre los cadáveres también emerretistas. No hay tal mención. Es más, en dos capítulos de la CVR dedicados a Molinos, este y este), tampoco se menciona el paseo entre cadáveres de Alan García, transmitido por televisión. Sólo se dice que Alan García fue a la zona a felicitar a los policías. ¿Por qué la omisión en un caso y en el otro la mención?

No es lo único. La CVR afirma sobre Fujimori, en el documento citado:
La CVR posee indicios razonables para afirmar que el presidente Alberto Fujimori, su asesor Vladimiro Montesinos y altos funcionarios del SIN tienen responsabilidad penal por los asesinatos, desapariciones forzadas y masacres perpetradas por el escuadrón de la muerte denominado «Colina».
La CVR sobre Belaúnde y García, en cambio:
tanto el gobierno del presidente Fernando Belaunde como el del presidente Alan García erraron al no aplicar una estrategia integral —social, política, económica, militar, psicosocial, de inteligencia y de movilización del conjunto de la población— para hacer frente de un modo eficaz y dentro de sus propios marcos democráticos a la subversión armada y al terrorismo.
En otra parte de este capítulo la CVR encuentra "responsabilidad política en el gobierno del PAP" en los casos de El Frontón y Cayara, pero no dice nada sobre la responsabilidad de García en el escuadrón de la muerte que mató, entre otros, a Saúl Cantoral.

Tan o más dañino que el olvido es la mala memoria, la memoria sesgada, politizada, arbitraria, que oculta algunas realidades, pero muestra algunas otras como si fueran el todo. Gracias en parte a tal parcializada memoria es que hoy un expresidente es presidente, mientras que otro expresidente está a punto de ser condenado. Ambos necro-andariegos y necro-fotogénicos; sólo al segundo le cae la condena.

Etiquetas:

7 comentarios:

Blogger Alfredo P. ha dicho...

Por favor!, acaso Ud. cree que el IF de la CVR es producto de un frío, objetivo y desapasionado estudio de la realidad y de lo ocurrido en el Perú durante la barbarie iniciada por el terrorismo comunista en 1980???, Vamos!, el IF de la CVR no fue más que un instrumento al servicio de los intereses políticos -de muy corto plazo- de los sectores de izquierda vinculados a las Oenegés derechohumanistas.
Para el año 2001, 2002 o 2003, la gente de la CVR no hubiera imaginado que Alan García ganaría una elección y sería re-elegido presidente (y esto a pesar de que en el 2001 arañó la presidencia), por eso le perdonaron con lo de la "responsabilidad política" y no penal. Fue igual el caso del gobierno de Belaúnde de 1980 a 1985,después de todo fue el ingenuo e inexperto acciopopulista de Paniagua quien les compró a estos sectores el rollo de la CVR, algo tenían que dar a cambio; claro que igual le regalaron el año de 1984 como el año en el que hubieron más muertes durante todo el periodo.
Como Fujimori era el rival al cual querían destruir en ese momento, sólo a él le endilgaron lo de "responsabilidad penal".
Ahora bien, si lo del IF de la CVR se prestó a estos cubileteos políticos, no es necesario ser adivino para saber qué cosa sacarán en el famoso "museo" que nos quieren endilgar con los dos millones de dólares de los alemanes.

3 de marzo de 2009, 23:35  
Blogger Silvio Rendon ha dicho...

Alfredo P.

Le respondo. No, no creo que el IF de la CV es producto de un frío, objetivo y desapasionado estudio de la realidad de lo ocurrido en el Perú durante la barbarie iniciada por el terrorismo comunista en 1980. Muchos sesgos, mucha parcialización, muchas omisiones, mucha extrapolación, mucha subcontratación de capítulos, etc. El informe es importante y valioso, pero no hay por qué aceptarlo en bloque.

4 de marzo de 2009, 0:33  
Blogger R. Euribe ha dicho...

1. Un museo puede erigirse sobre un conflicto pasado, olvidado, resuelto. En el peru aun existen defensores de alan y de fujimori, para quienes la guerra sucia estaba justificada. Aun hay senderistas matando policias.

2. Lastima que la iniciativa haya partido de una extranjera, una alemana. Eso demuestra que en el peru aun estamos en la etapa de la rencilla y "de la culpa fue tuya no mia".

3. Cuanto se necesita para empezar un museo? Especulemos:
A. una casona grande ($500Mil)
B. 6 empleados: director(1), curador(1), archivista(1), guias (2) mantenimiento-guardiania(2)(total: $70Mil)
No podemos juntar ese dinero con donaciones locales y empezar el proyecto desde la sociedad civil y luego buscar donaciones extranjeras?

Una teleton de ONGs no estaria mal. Haber cuanto dinero donarian esos que condenan a Alan.

4 de marzo de 2009, 23:59  
Blogger Silvio Rendon ha dicho...

Rafael,

1. Todavía hay neonazi, pero igual hay museos. Y no pasó mucho tiempo para que haya museos en Alemania. La guerra acabó en 1948 y al poco tiempo vino la desnazifiación, precisamente, como parte de recordar el pasado. Si fuera por los nazis, el holocausto no existió.

2 y 3. En el Perú muchas cosas vienen de fuera, como ya expresé en un post (ICPNA, Británico, etc.).

Si vamos a esperar que el conflicto pase del todo y que se haga "desde dentro", no se hará mucho.
El tema ya está planteado y toca asumirlo como ha venido.

5 de marzo de 2009, 6:27  
Blogger Alfredo P. ha dicho...

La segunda guerra mundial terminó en mayo de 1945 en Europa. Los aliados sometieron a los alemanes a un riguroso proceso de "desnazificación" que incluía interrogatorios sobre cómo había votado la persona en las distintas elecciones que hubo en Alemania (conviene tener presente que los nazis llegaron al poder de forma perfectamente legal), de esta forma se clasificaba a la población en categorías que iban desde simple simpatizante a militante del partido nazi.
Aquí en el Perú todavía existen sectores que no creen en la democracia representativa y plantean soluciones violentas a los problemas del país; además de mantener una ideología radical basada en el enfrentamiento entre clases y entre razas.
Sería interesante seguir la experiencia alemana y plantear una "des-senderización" en el Perú.
Otro ejemplo interesante es lo ocurrido en el Japón luego de la Segunda Guerra Mundial: este país cometió graves atrocidades, pero ´no sólo mantuvo a su emperador, sino que ha silenciado estos aspectos turbios de su pasado; temas como las masacres ocurridas en China, los experimentos con armas biológicas o la explotación sexual de coreanas son desconocidos para el japones medio en la actualidad.
Plantearles a los japoneses que acepten una donación extranjera para que levanten un museo que les recuerden los horrores cometidos por su país sería tomado por ellos como un insulto.

5 de marzo de 2009, 10:48  
Blogger Silvio Rendon ha dicho...

Pues sí, una "des-senderización" sería importante en el país, pero no se ha hecho (1). El discurso senderista conserva su fuerza sobre todo en los sectores más pobres y en el interior del país. ¿Por qué? Porque la democracia ha seguido abandonando a esos sectores. A comienzos de los noventas, Fujimori se movía e iba a los sectores más pobres (aunque ya no tanto al final de su segundo gobierno). Luego Toledo fue menos, y García casi no sale de Lima.

Es difícil actuar bien si razonamos por analogías. En vez de pensar en nuestro caso directamente, lo comparamos con un caso de afuera (los nazis o Japón), vemos que sería absurdo y luego volvemos a pensar en el Perú. El "museo de la memoria" que vi en Ayacucho es terrible, pero todavía muy pequeño como el que podría existir en el país.

No está mal que se sepa lo que ocurrió en forma de museo: cómo Sendero mataba a sus víctimas, los sótanos-cárcel del MRTA, lo que pasó en Putis, Accomarca, Cayara, la organización de rondas campesinas de autodefensa son realidades que se tendrán que enfrentar. Las FFOO pueden contribuir a este museo dando información útil a la ciudadanía. En el Perú la insurgencia debe ser un asunto de museo, no de acción política. Volviendo a tu punto anterior, el debate debería ser cómo un museo nos ayuda en la "des-senderización" del Perú.

En algún momento los militares peruanos tal vez cambien de opinión y le vean el lado bueno de desclasificar lo que tienen sobre la guerra contrainsurgente que desplegaron y compartirlo con toda la sociedad de la que forman parte. Tocará que tomen la iniciativa y den un paso al frente por sí mismos, sin presiones, no porque nadie los obligue, sino porque ellos creen que es lo correcto.

________
(1) Por cierto, parte de la des-nazificación consistió en la reinserción productiva de los ex-nazis, que no eran gente aparte de la sociedad, sino ciudadanos normales que asumieron posiciones extremistas (no todos eran asesinos). Entre los ex-nazis hay un escritor como Günther Grass, hubo un secretario general de la ONU como Kurt Waldheim, y hay un Papa, como el actual.

5 de marzo de 2009, 12:21  
Blogger R. Euribe ha dicho...

1. Quizas seria conveniente empezar con una libreria que luego podria devenir en museo. Una libreria o un archivo de testimonios abierto al publico, donde pueden colaborar los distintos sectores y dar exposicion a su version de los hechos. Como dices hay muchos temas pendientes como las rondas campesinas, etc.

2. La iniciativa partio de afuera y reboto, creando en su camino mas dicordia. Sin dejar de aprovechar el interes de otros paises, debemos empezar con nuestros propios recursos y con los consensos ya logrados. hay que dejar atras esa mentalidad de estirar siempre la mano.

5 de marzo de 2009, 18:30  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal