viernes, 19 de diciembre de 2008

Las cifras de la CVR y el MRTA

Vía este post de PP me entero de las grabaciones en relación al secuestro del empresario boliviano Samuel Doria Medina. La reflexión al respecto va por la crueldad del grupo, los millones que cobraron y por "sus cerca de 300 crímenes que como grupo le toca asumir al MRTA entre 1980 y el año 2000". La fuente para esta cifra es la CVR. Por aquí va mi reflexión.

La CVR ha documentado 339 casos de muertes y desapariciones perpetradas por el MRTA (Anexo Estadístico. Agosto 2003. Cuadro 1, p. 84). Esto es sin contar con las informaciones de la Defensoría del Pueblo y ONGs de derechos humanos. Las víctimas del MRTA en las extrapolaciones y el cruce de informaciones con la DP y ONGs de DDHH fueron incluídas dentro de "otros" junto con rondas campesinas, comités de autodefensa, grupos paramilitares, agentes no identificados o víctimas ocurridas en enfrentamientos o situaciones de combate armado (p.13, Anexo 2). Las víctimas extrapoladas para "otros" fueron 15,967 a partir de un reporte de 3,885 de todas las fuentes y de un reporte de 3,189 sólo de la CVR (Como ya comenté en otros posts, el número de casos documentados por la CVR en el Anexo 2 de su IF no coincide con el del Anexo Estadístico donde la suma de víctimas por CADS, MRTA y "No determinado y otros" es 2,683).

La extrapolación más grande de la CVR se hace en "otros" por un factor de 4.72=15967/3385 (numerador extrapolados/denominador documentados), en comparación con un factor de 1.77=20458/11564 para estado y de 3.39=31331/9243 para SL. Como un ejercicio, apliquemos este factor a las 339 víctimas del MRTA reportadas por la CVR y nos salen unas 1600 víctimas causadas por el MRTA. Pero hay un gran problema con estas extrapolaciones: las víctimas "extrapoladas" acaban por ser más cuantiosas que las víctimas documentadas. Todo depende de un método defendido con argumentos de autoridad, supuestamente validado por las aplicaciones de los mismos autores en diferentes lugares del mundo, pero que en el Perú no ha sido aceptado, y ha venido a ser el punto más débil del IF de la CVR.

Entonces, si nos quedamos con los casos documentados resulta que si las víctimas documentadas del MRTA son sólo 339, estaríamos ante un grupo insurgente que posiblemente sufrió más bajas que las que causó en total. Es muy probable que los militantes del MRTA muertos, en combate o no combate, sean más que unas tres o cuatro centenas (1). Las víctimas a manos del MRTA son casos posiblemente más sonados, por tratarse de atentados personales o secuestros, pero no muy numerosos, en el contexto de la guerra insurgente-contrainsurgente. Este grupo insurgente tuvo una presencia relativamente importante en Lima, Junín y San Martín, con un peso relativo más campesino y más joven que SL (ver Anexo Estadístico, p. 375. Cuadro 1 sobre detenidos por terrorismo de SL y MRTA).

Aquí la CVR no contabilizó comparativamente los caídos de los bandos insurgentes, pues declaró que éstos no eran "víctimas":
“La CVR considera que aquellas personas que hayan resultados heridas, lesionadas y muertas en enfrentamientos armados y que pertenecían en ese momento a una organización subversiva terrorista no pueden ser consideradas víctimas.
Como no eran "víctimas" tampoco fueron "números", ni documentados ni extrapolados. Hay entrevistas a los sobrevivientes, y diversos testimonios, incluso de agentes del estado sobre cómo acabó la vida de diversos terroristas (2), pero no se hizo mucha contabilidad con esta información, como parte de un balance de la actividad insurgente. En el caso del MRTA habría indicios que sugieren que los integrantes del grupo insurgente se llevaron la peor parte en número de bajas mortales y desapariciones. A diferencia de los senderistas, los emerretistas murieron más que mataron. SL era relativamente más una máquina de matar; el MRTA era relativamente más una máquina de morir.

________
(1) y si se extrapolan sus víctimas, por coherencia, tendría entonces que extrapolarse también el número de bajas de sus integrantes.
(2) En "Muerte en el Pentagonito" de Ricardo Uceda se relata el fin de Carlota Tello, y su posterior desentierro para cremar el cuerpo.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal