lunes, 3 de noviembre de 2008

La reacción limeña

Sale en Perú 21 este artículo de Sandro Venturo, Mejor sin canon:
Si los recursos del subsuelo en todo el territorio del Perú pertenecen a todos los peruanos, esto es, a la nación, no tiene sentido retribuir a las localidades parte de la renta nacional que se produce en ellas. Esos recursos no son suyos sino de todos.
(...)
Contra el centralismo, la fragmentación. Por eso es que, entre otras cosas, los departamentos no pueden constituir regiones: no se quieren integrar, sumando sus fortalezas, porque tendrían que compartir “su” canon. Lo que sucede hoy entre Tacna y Moquegua es una ridícula historia ya conocida.
(...)
El reto cultural que impone la descentralización es inmenso: cómo recuperamos la noción de comunidad nacional como resultado de la sinergia entre las regiones, cómo convertimos la lucha contra la pobreza en una tarea universal y compartida, cómo nos convencemos de que no es posible un desarrollo duradero si seguimos mirando nuestra isla, defendiendo el archipiélago.
Antes en El poder y la autoestima regionales había comentado la "Carta a los cusqueños" de Sandro Venturo, cuando sugirió que las protestas cusqueñas eran porque las autoridades regionales "desconfían de su propia capacidad de regulación y supervisión". Esto fue escrito en medio, y por lo tanto formando parte, de una verdadera campaña de la prensa limeña contra las protestas cusqueñas.

Antes el asunto fue "la probable desaparición en un par de generaciones del quechua" (ver Mana yachasqamanta rimachkanku y SIETE CONTRA-CONSIDERACIONES-CONTRA INDIGENISTAS).

Hay una línea conductora en el pensamiento de este autor. Es una versión descafeinada de un pensamiento expresado descarnadamente por otros autores. Claro, Sandro Venturo dice
Esos recursos no son suyos sino de todos.
mientras Aldo Mariátegui, refiriéndose a la protesta amazónica, lo pone así:
No, compadre, eso es de todos los peruanos y no de unas cuantas tribus errantes que andan calatas dando vueltas por allí cazando animales y recolectando frutos.
(ver aquí).
Bajo el "de todos" y "de todos los peruanos" en realidad se defiende lo de siempre: el privilegio de algunos peruanos (o no peruanos). Claro, como el statu quo es centralista, son las regiones las que tienen que darse el trabajo de movilizarse y toda pelea, contradicción, o acto de violencia, será utilizado en su contra como algo irracional y ridículo para que finalmente alguien diga "Mejor sin canon" (1). Que se junte la chancha tributaria en Lima y luego ya vemos a quién le damos. Pero eso es lo de siempre, lo que no ha funcionado en el país. Mejor dicho, ha funcionado bien para Lima, pero no para las regiones peruanas. Además, bajo un esquema centralista las protestas ya no serían por el canon, sino por obtener más recursos de Lima. ¿En qué se avanza con tal sistema?

Lo que parece ser es que Lima está asustada con tanta protesta regional. Ensismismada en su lógica centralista, resulta que es esta ciudad la que vive en un gran fragmento del Perú, que en su gran mayoría vive una dinámica muy diferente. Lo que diversos periodistas vienen señalando, algunos con claro desprecio y rudeza, otros con aparente delicadeza, expresaría más bien los temores, desconfianzas y el rechazo de sectores limeños ante las demandas peruanas no limeñas de cambio del statu quo regional y nacional.

P.S. En este post, Estado de Miedo en Quechua , Guillermo Salas sostenía en relación a la edición de un video en quechua por Venturo, que
de alguna forma con este producto también Sandro Venturo se rectifica en la practica de algunas afirmaciones que hizo - hace ya un buen tiempo - sobre el quechua y su estatus como lengua moderna.
No hay tal cosa. Cuando alguien se rectifica, señala su error. Si no, no hay rectificación. Confeccionar un video en quechua no es incompatible con sostener que el quechua va a desaparecer en un par de generaciones. De hecho en el artículo en que sostenía la desaparición del quechua, Venturo escribió:
"¿Todo esto significa que los programas de educación bilingüe intercultural deban desaparecer? No, claro que no. ¡Tampoco que abandonemos nuestro apoyo solidario con quienes se resisten a la desaparición de nuestras lenguas milenarias! Pero poco avanzarán dichos esfuerzos si no existe una avanzada social 'indígena' dispuesta a alfabetizar en su lengua, así como a comprar y vender, a negociar y seducir, a enfrentar y concertar."
No hay pues contradicción entre lo que dijo antes y hace ahora. El video sería parte de "nuestro apoyo solidario con quienes se resisten a la desaparición de nuestras lenguas milenarias"...

_____
(1) Es una actitud que también coincide con la reacción de Yehude Simon ante las protestas moqueguanas: "si siguen protestando, ya no se vota el canon" (aquí). Dadas las protestas en Moquegua y en Tacna, la solución propuesta por Venturo es que no haya canon. Así es como se trata a los niños "si no te portas bien, no te llevo al cine"...

Etiquetas:

2 comentarios:

Blogger Susana Frisancho ha dicho...

Silvio, no me sorprende en absoluito de Sandro, hace tiempo que está así, escribiendo (y haciendo) esas cosas.

4 de noviembre de 2008, 11:23  
Blogger Guillermo Salas Carreño ha dicho...

Veo tu punto. Tienes razon.

5 de noviembre de 2008, 19:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal