martes, 11 de noviembre de 2008

De la amnistía fujimorista a la amnistía alanista


Esta noche no generemos el odio, ni continuemos el debate que empezó en mayo de 1980. Les pido que tengamos la hidalguía y la capacidad del Maestro de maestros que nos imparte la enseñanza cristiana: practicar el perdón por encima de todo. El perdón puede ayudar a todos peruanos.
Gilberto Siura, 13 de junio de 1995

-... sí estoy dispuesto a correr el riesgo para establecer la paz, que es el supremo bien de todo país civilizado. Contrapeso el crimen de unas personas individuales con el bien de más de veinte millones de personas. Pongo las dos cosas en balanza. Quiera Dios que no me equivoque, pero tal es la decisión que yo escojo: yo sí voy a votar a favor de la amnistía.
Francisco Tudela, 13 de junio de 1995

El Perú también necesita paz, piedad y perdón, disparados a todos lados, concretados en una ley de amnistía... A todos los excesos de uno y otro lado ¿o no ha habido exceso del lado terrorista? Yo le quiero poner fin a mi intervención con las palabras de don Miguel de Azaña para la España de la guerra civil: paz, piedad y perdón.
Enrique Chirinos Soto, 13 de junio de 1995

Citas y fotos tomadas de La madrugada de la amnistía de Ernesto Chávez

¿Cuál es la diferencia entre los actuales proyectos de amnistía e indulto a violadores de derechos humanos con el proyecto del entonces congresista Gilberto Siura de amnistía e indulto a violadores de derechos humanos?

En esta Cronología: El caso de las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta se aprecia cuáles fueron los argumentos del oficialismo fujimorista en su política de impunidad.

No son muy diferentes a los actuales:

Aldo Mariátegui, director de Correo:
¿Perdón? ¡Por supuesto!
¿Perdón? ¡Por supuesto! Es lo mínimo que le debemos (y un monumento como aquel que hay en Washington a sus veteranos de Vietnam que acompaña esta nota). ¿O acaso no se le dio perdón a Yehude Simon y muchos de estos compañeros de viaje del Terror? Y si se molestan afuera los padrinos de las ONG caviares, pues a mostrarles el dedo medio y a ignorarlos. No va a pasar de un poco de chilla y la vida seguirá igual. Ni las ONG ni la Corte de San José van a bloquearnos o invadirnos.

Uri Ben Schmuel, director de La Razón:
No hay sustituto para la victoria
Bueno, nosotros también creemos que una ley de amnistía es un error. La amnistía es un olvido legal de delitos. Aquí lo que hace falta es una Ley de Punto Final. Porque las FF AA no cometieron delito alguno. Hubo, no lo olvidemos jamás, una guerra desatada por dos bandas terroristas. Los militares y policías, por orden del Estado, salieron a combatir. Y ganaron. Una lástima si hubo excesos. Así son las guerras, pues. War Means Fighting, and Fighting Means Killing. De manera que los triunfadores no deben ser castigados y mucho menos obligados a pedir perdón. Corten los juicios y den de una vez vuelta la página. Debe cesar ahora y para siempre la persecución a los uniformados.
Los argumentos son esencialmente los mismos. Sin embargo, los tiempos han cambiado. El fujimorismo despertaba una oposiciónn de parte de sectores (centro)izquierdistas que el aprismo no despierta. La sustentación de Edgar Nuñez y Mercedes Cabanillas no despierta la indignación que despertaba la sustentación de Gilberto Siura y Martha Chávez. ¿Por qué?

El alanismo definitivamente tiene una más amplia base que la que tenía el fujimorismo. No perdamos de vista que este gobierno tiene algunas a algunas figuras "izquierdistas" en el gabinete, por lo que hay un cierto co-gobierno. Hay también una serie de periodistas, profesionales e "independientes" que entusiastamente apoyan y amparan al gobierno de Alan García. Las voluntades ya no necesitan ser compradas por alguien como Montesinos (¿o sí?).

Hoy, además, el gobierno puede exhibir a alguien como Yehude Simon de premier como muestra de "perdón" y amnistía. Ese es el estándar actual, con el cual se abren las puertas de la impunidad. Era algo que se veía venir, como ya he manifestado en este blog, verlo en Después de Simon, la amnistía.. La cosa no se quedará en los dos proyectos con que el alanismo viene tanteando a la opinión pública. El gobierno tendrá que mover ficha muy pronto y proponerle al país el surtidito "paquete" de amnistías. Será interesante ver la lista de amnistiados/indultados/perdonados.

La argumentación pro-amnistía, década y media después de los proyectos fujimoristas, tiene ahora un componente demagógico que va por el lado de la situación de las familias de los ex agentes del estado:
La raiz del mal de Víctor Robles Sosa
El drama que enfrentan miles de familias peruanas como consecuencia de la persecución judicial contra policías y militares tiene su raíz en la malintencionada y politizada tipificación de los excesos ocurridos durante la lucha contra el terrorismo como “delitos de lesa humanidad”, también llamados “contra los derechos humanos”.
Lo curioso de esta argumentación es que este mismo gobierno que ahora utiliza a las familias de los soldados y policías para su manejo político tiene una política de postergación de esas mismas familias, que tuvieron que salir a las calles a protestar y fueron reprimidas por la policía.

El malestar de policías y soldados va por sus boletas de pago; ver lo que escribe Benedicto Jiménez en EL DS 213 PUEDE SER LA CHISPA QUE INCENDIE LA PRADERA:
A quién le interesa que se hayan vendido cinco lotes para explorar petróleo cuando la mayoría de los peruanos están pensando qué comer al día siguiente o conseguir algún trabajo en algún sector del Estado en donde se paga bien .
Si le preguntas a un policía en actividad o retiro : ¿ sabes lo que es el decreto supremo 213?
Te miran perplejos . Entonces, tienes que darte el tiempo para explicarle bien para que entienda que este decreto supremo puede cambiar su vida y permitirle un futuro digno con un sueldo o pensión de “película”,
Los policías y soldados están pensando en el día a día. Entonces, ¿puede ser creíble el argumento del gobierno y sus seguidores/as?

Concluiré este post repitiendo algunas imágenes ya publicadas aquí. Si se quiere apoyar a las familias de los soldados y policías atendamos sus pedidos. No dejemos que un grupo de políticos y jefes militares y policiales de intereses muy particulares las utilicen, como antes las utilizaron en la guerra contrainsurgente. Estas familias han hablado por sí mismas y le han dicho lo siguiente al país:
Las fotos de la protesta, tomadas de este post de Radio Haya, del periodista y analista Jaime Del Castillo, son muy elocuentes. Aquí van:


Protesta de las Fuerzas Armadas y Policiales:



"Transparencia y equidad":
Los discapacitados de la guerra insurgente-contrainsurgente protestando:



"También", al igual que otros sectores del pueblo peruano, son discriminados y explotados. El descontento en el Perú actual es general:

Protestan quienes combatieron al terrorismo, por la paz y la democracia. Pero ahora están abandonados:

Los medios fujimoristas decían que "los caviares" tenían la culpa por la situación remunerativa entre las fuerzas del orden. Sin embargo, quien gobierna no es otro que Alan García. Los policías y militares lo saben muy bien y es contra García que se dirige la protesta:


El mismo Benedicto Jiménez en la protesta. Nadie está libre.


¿Cómo reprimir a quienes reclaman por injusticias similares.... o peores?

Como bien señalaba Jaime Del Castillo, después del zapatazo de Chiclayo, Alan García es repudiado en todo el país y no la tiene fácil para salir de Lima. Es una gran crisis y una gran polarización. Cuidado.

- Reprimidos por colegas
Los jóvenes reprimen a los viejos:
Policías reprimen a sus colegas retirados
Como antes ellos reprimieron a otros...


Actualización: Algunos comentarios al post de Roberto Bustamante sobre este tema. Es posible que haya "mucho rollo pro-militar" como afirma, pero eso no implicaría un sentimiento a favor de los proyectos de amnistía de los que estamos teniendo noticia. De hecho, la evidencia que presenta para sustentar su punto de vista, "que el 64.8% de la población estaría dispuesta a enrolarse en las Fuerzas Armadas en caso de guerra", que sacrificaría su vida por “la patria” más dos preguntas sobre confianza en las FFAA y la PNP de una encuesta de julio de 2007 realizada en Lima, no implican que la población peruana esté a favor de estos indultos/amnistías. En base a esta evidencia, que no se refiere a las amnistías, afirma "Entonces, claro, se entiende el discurso de Edgar Núñez, que además es el discurso de mucha gente". Y a continuación se plantea qué decirles para "convencerlos". Finalmente, "No mirar con desdén a Núñez que conoce más la tribuna para la que juega." Con un diagnóstico no sustentado se llega, desde luego, a una conclusión no sustentada. Preguntémosle directamente a la gente por ejemplo, "¿considera usted que los autores de la matanza de Putis deben ser amnistiados?". A ver qué dice.

También tengo comentarios a este post de José Godoy. No estoy de acuerdo con que Aldo Mariátegui ni Uri Ben Schmuel sean fascistas. Al menos no lo son por la razón que da el autor del post:
"Ambos han defendido, en sus respectivas columnas, la impunidad a favor de los militares que violaron los derechos humanos durante el conflicto armado interno."
Entonces todo aquel que defienda la amnistía es un/a fascista. Yehude Simon es un fascista; Mercedes Cabanillas, ídem; y que se prepare para los/as que vayan saliendo apoyando la amnistía/indulto...

Actualización 2: Muy a propósito del tema:




Actualización 3: ¿Amnistía para quién?
Beatriz Merino y Ántero Flores Aráoz desmienten a promotor de Ley de Amnistía
No hay un solo comando procesado por operativo ‘‘chavín de huántar’’ . Según legislador aprista Edgar Núñez había 100 encausados por el rescate, pero solo son Huamán, Zamudio, Montesinos y Hermoza.
¿Por qué un congresista aprista promueve una ley con nombre propio para estas cuatro personas? ¿Por qué se utiliza a las familias de soldados y policías para este burdo truco? ¿Por qué diversos periodistas y analistas se apuntan a apoyarla?

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal