sábado, 23 de agosto de 2008

La reingeniería de García

A García le están pasando cosas como esta:
Correo: Hostilizan a Alan García en Chiclayo y suspende visita

La Primera: Chiclayanos ponen en fuga al presidente
Pero más clarito lo cuenta El Trome:
'No engañes y cumple tus promesas', gritan a Alan


Su impopularidad no sólo aumenta entre la población, sino que se vuelve más activa, pero ¿qué puede hacer? Bueno, no le faltan sugerencias. Aquí tenemos una desde La Razón:
Actitudes de García, los políticos y la población deben cambiar

Comunicarse mejor para no estropear lo ganado económicamente
Renán Gorriti Delgadillo*
No serán las declaraciones indirectas ni los discursos entre obras, sino la educación bien y los propios hechos de los gobernantes y de los gobernados, los que van a cambiar las actitudes de los peruanos y el orden que reclama el país en el futuro.
Y desde La República:
Panorama cambiante
Mirko Lauer

En otras palabras, si el modelo económico ha demostrado que no se vende solo a la población, entonces García va a tener que salir a venderlo puerta a puerta. Esto en lo político significa nuevo discurso, nuevas alianzas, nuevo estilo de gobierno. Pero sobre todo nueva flexibilidad frente a las realidades que se le imponen.

Acaso el camino que mejor uniría las necesidades políticas con las económicas en las circunstancias 2009-2011 sería el de la social-democracia. Si una lección ofrece la crisis financiera mundial de estos días, es que el neoliberalismo tiene fallas graves, y que el Estado debe ser traído de vuelta al escenario.
Desde hace rato que sus diversos allegados le vienen recomendando un cambio de política, pues la que tiene lo está llevando al despeñadero. Le pasó con Cusco, con la Amazonía, con Moquegua, con los sindicatos, con los agricultores. La conflictividad social va en aumento desde que entró este gobierno (ver Combitos y No es solo el paro). No es sólo la popularidad de García. La gente está activamente descontenta. Se está movilizando. Le pide que cumpla sus promesas, deje de forzar leyes impopulares, y que más bien invierta, regule y ataje los abusos de las empresas sobre sus trabajadores.

Pero García está en otra:
Alan: No hay que atacar a la inversión para ser presidente de los pobres

En clara alusión a Ollanta Humala y Lourdes Flores

“Algunos confunden y creen que para ser presidente de los pobres hay que insultar a los inversionistas, creen que para ser presidente de los más humildes hay que espantar a los ricos y sacarlos del Perú. Yo, señores, hablo en nombre de mi honestidad y de mi sinceridad: yo ya hice eso y no funciona”.
Bueno, la honestidad y sinceridad de García no es que digan mucho. La gente lo ve defensivo, aburguesado y fanático de su trucho-liberalismo de country club, rodeado de poderosos y alejado de la gente. Va camino a mayor impopularidad y el país a una mayor conflictividad.

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger Miguel Tejada ha dicho...

En Sechura, la compañía Vale do Río Doce, concesionaria de los fosfatos de Bayóvar, había organizado un concierto para festejar el mejoramiento del saneamiento en la zona hecho por su compañía. Se había invitado a Armonía 10, los hermanos Yaipén y muchos otros artistas populares. Se había construido un tabladillo en el Instituto Tecnológico de Sechura, se había llenado la provincia de afiches promoviendo el concierto.
Bueno, este concierto se canceló cuando Alna Grcía decidió no viajar a la zona luego de las pifias en Chiclayo. Quedan los afiches y el tabladillo esperando una mejor oportunidad para bañar en olor de multitud a este inefable presidente. Al menos, no se hará con dinero público, pero eso le dice ya mucho a la gente.

30 de agosto de 2008, 21:48  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal