sábado, 15 de noviembre de 2008

Combitos

- La guerra de los periodistas no se gana con mejor periodismo, sino con despidos
Así lo vemos en el grupo El Comercio. Cae así el segundo "dedo de frente" Álvarez (el primero fue Tafur), por crearle incomodidad al poder.

- Alineamiento periodístico
En Periodismo de terror de Cecilia Valenzuela afirma:
La falta de rigor y el apasionamiento político que han rodeado esta denuncia periodística han cobrado un gabinete y el puesto de, por lo menos, dos periodistas destacados.
Acusar a los despedidos. Desprestigiar la denuncia. Menudo papel de esta periodista.

- El indispensable periodista de oposición
César Hildebrandt, ya con programa de televisión en canal pro-gobiernista, también celebra los despidos en el grupo El Comercio, aquí. Un teatro de prensa crítica al gobierno.

- La mejor defensa es el ataque
Mirko Lauer en Ya vienen los Olivera, los Zanatti, los Siracusa… se ocupa de otro ángulo, señalar a los posibles capitalizadores políticos de las denuncias. Alan García, como supuestamente otrora, sería una víctima de una campaña de calumniosas acusaciones de corrupción.

- Menos oposición centrista, más polarización
Al debilitar al sector pro-sistema crítico al gobierno, cierran un canal válido e importante para abrirle las puertas al anti-sistema. Se equivocan si creen que con eso blindan al gobierno de las críticas. No puede ser que no lo vean.

- Reagrupamiento familiar
El desmarque inicial de Luciana León de Rómulo León va quedando atrás. Era pura táctica, desde luego.

- Banderilla que anticipa la estocada
Poco a poco el gobierno va revirtiendo la crisis de los petroaudios: negociando por aquí, silenciando por allá, haciendo fintas y teatros por acuyá. La denuncia se va desgastando. Sin embargo, las mismas fuentes e intereses que soltaron los audios, podrían filtrar más revelaciones. ¿Cómo quedarán quienes han venido dando amparo al gobierno?

- Starbucks limense
Es interesante comparar los Starbucks en los diferentes países. Parece que son iguales, pero no lo son. Comparados con los de Estados Unidos, en los de Lima hay más sonrisitas, más lentitud, y no hay leche para añadirse al café.

Actualización:
- Desalineados
Bueno, en realidad no es que siempre hubo una prensa de oposición democrática. La prensa centrista comenzó monolíticamente alineada con el gobierno, ver La falta de una prensa crítica al gobierno de mayo de 2007:
A casi un año de iniciarse el segundo gobierno aprista uno se pregunta, ¿y dónde está la prensa crítica? Críticas a algún ministro, curiosamente en sintonía con el presidente, críticas a alguna acción gubernamental por aquí o por allá, pero en definitiva una abierta aprobación a la gestión del segundo aprismo. Qué diferencia con la actitud que tenían con la gestión de Toledo, a quien ojalá García logre emular.

Es notorio cómo los medios, desde lo más extremos alineados con el fujimorismo, Expreso, La Razón, pasando por Correo, hasta llegar a los antifujimoristas Perú 21 y La República, comparten el denominador común de tratar a Alan García con guantes de seda. Sus baterías se concentran en sus ministros o congresistas, si es que tocan a alguien del partido aprista.
Lo que ocurrió es que un sector de la prensa se "desalineó" del libreto gubernamental. Con los despidos en una empresa líder del oligopolio periodístico, tal vez se recupere el monolitismo informativo pro-gubernamental. O tal vez no....

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal