miércoles, 17 de septiembre de 2008

Combitos

- Contraataque de denuncias
Denuncias a Huamán aquí (con Múlder interviniendo, aquí), denuncias a Humala aquí. ¿Quién sigue? Tal vez alguien cuyo apellido comience con "H".

- Manrique en el CAEN
Aldo Mariátegui en Chiquitas se queja por la presencia de Nelson Manrique como docente en el CAEN. ¿Y quién otro va a enseñarles a los militares la realidad socioeconómica del teatro de operaciones de la guerra contrainsurgente? Si no es él, será alguien parecido que también cuente con la desaprobación mariateguiana. ¿Cree que los militares no saben a quién contratan?

- Bolivia en la lista negra
Bolivia se suma a Venezuela y Myammar en la lista de "países que no han cumplido con sus compromisos en la lucha anti-narcóticos". Aquí.

- Evacuación de ciudadanos americanos en Bolivia
Aquí. Pésima señal. Se vienen tiempos más violentos en Bolivia. Aunque Inca Kola News cree que se viene la paz. Más aún:
Dear reader; if you're in North America, reading this and thinking about a loved one with a US passport somewhere in Bolivia right now, let me tell you that the average Bolivian on the street has no ill-feeling towards the USA. Quite the opposite, in fact. Along with the rest of South America, the present reaction is the same all over. They're laughing at you guys. So don't worry, because apart from a few taunts of "whuss" your people are perfectly safe.


- Haikus de economistas
Aquí. A lo que hemos llegado...

- Economistas aprueban candidatos americanos según tema
En el blog de Greg Mankiw:


- ¿Sabía usted?
La bandera del arco iris como símbolo del Tawantinsuyo fue creada en 1973 por Radio Tawantinsuyo, aquí. La bandera del arco iris como símbolo del movimiento gay fue creada en 1978 por Gilbert Baker, aquí.

- Rostros que claman justicia.
Aquí, Huanca York Times:
Mientras en Lima continúa el megajuicio por los crímenes de la universidad La Cantuta (y Barrios Altos); en Huancayo, los familiares de los muertos y desaparecidos de la Universidad Nacional del Centro del Perú se preguntan: ¿será cierto que justicia, solo en el cielo?
Por Wilber Huacasi
Un caso crea el precedente para el siguiente...

- Fiscalizadores anónimos
Blogs no identificados "adoptan" congresistas. Curioso.

Etiquetas:

18 comentarios:

Blogger Jomra ha dicho...

Salud

Y para "adoptar" a dicho congresista, la carta al Congreso va con nombre, apellido y DNI, además de otras señas personales (dirección y teléfono, por ejemplo). Ya no sería "anónimo".

(Además, el "blog" sí es identificable en cualquier caso, no así el "bloguero")

Hasta luego ;)

18 de septiembre de 2008, 5:42  
Blogger Silvio Rendon ha dicho...

Es curioso que se pida transparencia a los congresistas a la vez que los ciudadanos o las ciudadanas que escriben en bitácoras no den la cara y se lo justifique diciendo que el blog sí es identificable o que dieron su nombre al congreso pero no al público.

Cualquiera puede decir que ha "adoptado" a un congresista. ¿Cómo se sabe si en realidad enviaron su carta con nombre propio?

18 de septiembre de 2008, 8:21  
Blogger Jomra ha dicho...

Salud

La primera diferencia es que el congresista es un cargo público y electo, y el bitacorero no (obvio por otro lado), que uno tiene obligación de transparencia y el otro no (también obvio).

Ahora entraríamos en otro terreno, digamos en el de la anécdota curiosa, que es el caso que plantea (un "anónimo" que "adopta" en su bitácora a un Congresista):

¿Cómo sabe si el que no es "anónimo", o el mismo "anónimo", mandó la carta con su nombre y apellido real? ¿Cómo sabe que el nombre y apellido que consigna como propios son los correctos efectivamente? ¿Cómo sabe que no ha puesto simplemente el logotipo del congresista adoptado y ha "falsificado" la carta (puesto una imagen, como hemos hecho muchos, pero sin haberla mandado realmente y "falsificando", por ejemplo, el comprobante del fax)?

Simplemente no lo sabe, confía en el interlocutor. Si no confía en una bitácora en particular (nada le obliga a creer a esa persona, por supuesto) no lo hará tanto si es "anónima" como si va con el carné de identidad por delante.

En varios de los casos que he visto (en el mío incluido) de gente que escribe bajo seudónimo, cuando han puesto la carta (firma incluida) se leía el nombre "real". Y en algunos casos, DNI incluido. Por supuesto pueden ser falsos (como digo, en la red sobran nombres y DNI por la mala seguridad de las páginas del gobierno en estos temas). Si no confía en el interlocutor, no va a creer que es el nombre real, sin más (sea "anónimo" o no lo sea, quien dice que ese es su nombre).

Que parta de la desconfianza hacia los "anónimos" es otro tema, tal vez de "seguridad", pero eso no quita para que los que vayan con su (supuesto) nombre real por delante sean, de por sí, más confiables que los que no.

Hasta luego ;)

PD: Es un poco incómodo tener que escribir desde una identidad u OpenID o Blogger (no estoy cuestionando que haga eso, cada quien tiene configurado su sitio como le da la gana)... Es curioso, porque si uso "la que yo quiera", seguramente estaría mejor identificado que con la de blogger. Como sea, soy José María Rodríguez de Una Bitácora de Jomra, desde este espacio alguna vez se ha enlazado alguno de mis artículos, así que cierta confianza al menos le daría dicho artículo, aunque estuviera firmado por un seudónimo y alguien bastante anónimo (como "no públicamente conocido"), o sea, yo :P.

18 de septiembre de 2008, 10:30  
Blogger Silvio Rendon ha dicho...

"Si no confía en una bitácora en particular (nada le obliga a creer a esa persona, por supuesto) no lo hará tanto si es "anónima" como si va con el carné de identidad por delante."

"Si no confía en el interlocutor, no va a creer que es el nombre real, sin más (sea "anónimo" o no lo sea, quien dice que ese es su nombre)."

"Que parta de la desconfianza hacia los "anónimos" es otro tema, tal vez de "seguridad", pero eso no quita para que los que vayan con su (supuesto) nombre real por delante sean, de por sí, más confiables que los que no."

Queda clara la idea. Según tú, se confía o desconfía igual en una persona real e identificada que en una persona ficticia y desconocida. Volvemos a la época de los "jueces sin rostro", sólo que esta vez son virtuales.

No. Uno lo primero que hace es ver quién es el fiscalizador. Detrás de un sin-rostro ve tú a saber quién está. La transparencia se aplica a todos/as.

Lo que veo es que se están tomando muy a pecho el mundo virtual de los blogs, anónimos incluídos. No es así. Si vamos a hacer accción ciudadana, tienen que ser ciudadanos y ciudadanas que den la cara, no entidades ficticias, que no tienen sustancialidad alguna.

18 de septiembre de 2008, 11:24  
Blogger Bruno Ysla Heredia ha dicho...

Silvio, Silvio, sabes para mí cómo empezaron los problemas en la blogósfera: Cuando algunas personas se tomaron en serio cosas que no debían ser tomadas en serio.
Y sabes cómo se terminó de joder: Cuando otras personas se tomaron a la broma lo que no debía ser tomado a la broma.

Así que la respuesta a todo está en el justo medio de eso. Lo siento pero el mundo virtual no es una realidad paralela e idéntica al mundo "real". Si te vas a poner quisquilloso por cada cosa que veas que no se corresponde con el mundo "real" pues estás como si quisieras contar los granitos de arena para saber cuántos existen en el mundo. No pues.

¿Qué puedes hacer con el asunto de adoptar a un congresista? O te lo tomas "en serio" como lo están haciendo quienes han seguido la propuesta o lo dejas pasar o te lo tomas a la broma como Heduardo (¿Heduardo, ése es un seudónimo, no?) que adoptó a la Ministra de Comercio. Así que, ya que te gustan los jueguitos, tipo "los idénticos", ¿por qué no adoptas a Albarracín?

saludos

18 de septiembre de 2008, 22:43  
Blogger Jomra ha dicho...

Salud

¿Juez sin rostro? ¡Vaya comparación! ¿Dónde está el "sin rostro" de quien da su nombre y apellido, DNI y demás? Separemos a los que sí han enviado la carta y los que no. Los que sí han enviado no son "anónimos", los que no la han enviado, aunque pongan su nombre en su bitácora, no han cumplido con la forma de adopción.

Si un sitio web (que al final eso son las bitácoras) no le respeta la menor confianza (por el motivo que sea, den o no den su nombre) no le va a creer cuando digan que envió su cartita, o va a cuestionar las razones por las que lo ha hecho. Eso es independiente de si se escribe con un seudónimo o no.

Esta iniciativa, aunque "virtual", tiene un componente en el "mundo real" (mire qué cosas, esta conversación entre usted y yo es virtual, pero a la vez es real, ¿o no le parece que lo sea? no es física-presencial, que es a lo que se refiere, está claro)

Las cartas enviadas son físicas, y es "virtual" la información que dan a las personas de si la han mandado, como digo, si parte de una desconfianza a quienes no dan un nombre en público es una cosa, pero tampoco me puede garantizar que todos los que dan su nombre sea este el verdadero (nunca he fiscalizado, por poner un ejemplo, el DNI de José Alejandro Godoy para saber si es realmente su nombre, o el suyo, ya puestos).

En este caso yo no necesito saber todo el historial de quien adopta, ni siquiera la razón por la que lo hace (si le tiene manía a tal congresista, si es por chongo -aunque lamentaría si así lo fuera-, si es por ánimo fiscalizador, etc.), la ley exige que la persona se identifique al órgano público, no al público en general. Y como digo, muchos de los que escriben con seudónimo se han "quitado el velo" ¿Siguen siendo jueces sin rostro? ¿O es que simplemente no confía en ellos, aunque ya le dicen su nombre y apellido? Creo que en esto último está la cuestión.

¿O es que propone que estas iniciativas sólo la puedan hacer personajes públicamente conocidos para saber quiénes son los "fiscalizadores"? Por ejemplo, usted. O Rosa María Palacios, o Tanaka, me da igual, gente "ya" conocida.

¿Montar una móvil (digamos, por RMP) con 50 personas "anónimas" (para el gran público) que vayan al congreso, DNI en mano, para que firmen la carta y la entreguen en la mesa (algo que ha hecho algún bloguero, sea dicho) no sería "igual" que lo que se hace ahora? ¿Le resultaría "curioso" que los "fiscalizadores" sean "anónimos"? (¿No marca la ley que todos podemos "fiscalizar"?)

Estoy de acuerdo con esto que dice: "Si vamos a hacer accción ciudadana, tienen que ser ciudadanos y ciudadanas que den la cara, no entidades ficticias" Y en este caso, los que han mandado las cartas, son ciudadanos que han dado la cara, que usted no les crea es otro tema. La única diferencia es que tienen un sitio web donde anuncian que han realizado un acto concreto. Pero eso no los convierte (no nos convierte, yo me he sumado) en "ficticios".

Véalo de esta forma, es una acción promovida desde dos esferas, el mundo "virtual" (una bitácora que lanzó la campaña para que sea visible en las bitácoras) y el "real" (RMP pidiendo que TODOS manden cartas, y según ella, muchos televidentes lo han hecho ¿son ellos ficticios? Que crea o no a RMP y sus televidetes es otro tema), y que la campaña se sustenta en el "mundo real" (envío de la carta) y tiene trascendencia en el mismo (se ha sumado Perú21 por ejemplo) y en el "virtual" (quienes hemos mandado la carta y hemos puesto "el dibujo"). ¿Dónde está la ficción? ¿En que no cree que se hayan mandado las cartas? ¿Ninguna?

En fin, tampoco quería hacer una montaña de esto, simplemente quería dejar claro un matiz sobre la "anonimicidad" de quienes han mandado la carta. Nosotros lo hemos hecho en lo que llama "mundo real", con nuestro nombre real, DNI y demás, que no nos crea, o no crea a todos, es otro tema. Pero no puede hablar de ciudadanos anónimos en las comunicaciones al congreso con nombre y apellido, que es lo que hace en la presente entrada.

Hasta Luego ;)

19 de septiembre de 2008, 3:07  
Blogger Silvio Rendon ha dicho...

Hola Bruno,

Sobre la adopción, pues no es trivial que desde el anonimato se adopte a una autoridad electa. ¿Tomárselo en serio o en broma? El problema aquí es que entrarle con chacota a un tema serio puede desvirtuar la fiscalización sobre nuestros/as representantes.

Hola Jomra,
Bueno, los "jueces sin rostro" seguramente también daban su nombre y apellido privadamente a alguien. ¿Y?

Con tu argumento de equiparar a pseudónimos o anónimos con personas identificadadas, sólo agravas el cuestionamiento. Nadie te garantiza que los datos de un blogger sean los verdaderos. Por eso los procedimientos legales tienen ciertos canales aceptados. Cualquiera puede escribir usurpando el nombre de una persona. Ya se ha hecho. Cualquiera puede poner una imagen diciendo que ha "adoptado" a un congresista. El peligro es que con esta mezcla de seudónimos con identificados, se desvirtúe una iniciativa que hubiera podido funcionar.

Pero tampoco iba yo por ahí. Me refería a los blogs anónimos, no a los que tienen dueños/as identificados/as. Dado lo visto en la blogósfera peruana, el anonimato ha sido utilizado para cualquier cosa y no goza de ninguna credibilidad, menos para fiscalizar a nadie. Es un contrabando defender lo que puedan hacer usando el derecho ciudadano de fiscalización de sus representantes. No es un tema de "anónimos"-ciudadanos vs. identificados-notables. Ser ciudadano/a no equivale a ser anónimo/a. Alguien pueden haber mandado su carta dando su nombre, otros puede que no. Todo lo que sabemos es por lo que dicen en sus blogs.

Un último detalle. Muy revelador.

En esta campaña fíjate que no es un/ciudadano/a que adopta a un congresista. Es un BLOG el que lo adopta. Se ha puesto al blog como centro del tema, no a la ciudadanía.

Dos ejemplos de http://www.elpaki.com/2008/09/adopta-tu-congresista.html

El Blog de Cayo (Luciana León)
El cuaderno de Saramago

Los Comechados (Martha Moyano)
El apocaliptico 2011

Se consigna el nombre del blog, el nombre propio del/a congresista adoptado/a y el último post del blog (?).

El/la ciudadano/a no se ve, sí el congresista, y ¿para qué el enlace al último post del blog? Suena a una campaña de imagen de los blogs con la excusa de la fiscalización a los congresistas. Muy oportuna, por cierto.

19 de septiembre de 2008, 11:41  
Blogger Bruno Ysla Heredia ha dicho...

Para empezar, Silvio, están actuando a la altura de las circunstancias: Quienes empezaron por no tomarse en serio la solicitud fueron los de el Congreso al no aceptar el pedido que les hizo el equipo de Rosa María Palacios de mostrar los gastos operativos.

Me parece que estás cometiendo el mismo error que quieres criticar: Estás asumiendo que los que fiscalizan son los blogs. Y no, quien fiscaliza es quien manda por fax o se da el trabajo de llevar el documento ése al Congreso con sus datos personales y su DNI. En ese sentido, estoy más de acuerdo con Jomra que contigo, hay algunas cosas que podría discutir pero en general estoy de acuerdo con él. Lo que hacen los blogs es darle promoción al asunto. Nada más. Distinto hubiera sido que alabaras la campaña o que dijeras que estaba bien, porque los malos Congresistas son parte del verdadero enemigo del que siempre hablo, y que hubieras agregado "cuidadito con creérsela, después" porque de gente que "se la creyó después" (caudillos y otras vainas) está llena nuestra historia.

19 de septiembre de 2008, 13:09  
Blogger Silvio Rendon ha dicho...

Hola Bruno,

"Estás asumiendo que los que fiscalizan son los blogs".

Noo. Asumo que lo hacen ciudadanos/as pero, lamentablemente, la intervención de blogs de lógica egotripista y glorificadora del anonimato virtual trae complicaciones a una iniciativa potencialmente útil.

No entiendo tu último punto de "cuidadito con creérsela".

Saludos,

19 de septiembre de 2008, 13:27  
Blogger Bruno Ysla Heredia ha dicho...

Me refería a decir cosas como: Con mi blog me "tumbé" a tal Congresista. Jactarse de eso. Niñerias como esa.

No estoy seguro, pero la intervención ciudadana es también un trabajo pero sin remuneración. Supongo que cualquiera que lo haga a conciencia no debería esperar que le den las gracias por eso (al menos, no demasiadas). Si alguien me quiere contradecir, adelante.

Debe ser que yo vivo en una especie de mundo de ilusiones (aunque de hecho soy bastante pesimista) pero pienso que hay que ceder y conceder, Silvio. Uno no puede ser intransigente todo el tiempo. Puedes mirar con cierta desconfianza, pero eso implica que confies un poquito, aunque sea un poquito. Será que de los blogs que visito el único que he visto que tiene el banner es el blog que lo promovió y, la verdad, no he observado algun exceso al respecto. El banner me parece una tontería, sí, pero las tonterías no me importan mucho, así que laissez faire...

19 de septiembre de 2008, 13:42  
Blogger Silvio Rendon ha dicho...

Bruno,

A veces idealizamos las actitudes homogéneas, todas balanceadas y de "justos medios" en serie, convirtiéndonos en apologistas de la "media tinta" y la indefinición. A una idea coherente, claramente expresada y fundamentada la calificamos de "intransigente", "intolerante", etc. En el mundo hay mucha variedad y cada uno de nosotros aporta al debate con su peculiar estilo.

Mientras se vaya a la bola y no a la pierna, el árbitro no tiene por qué pitar y detener el juego, no importa lo que griten las tribunas.

19 de septiembre de 2008, 13:56  
Blogger Bruno Ysla Heredia ha dicho...

Hay una frase al final de "Las ciudades invisibles" de Italo Calvino que posiblemente sea la frase más citada del libro (no he hecho la estadística, lo que acabo de decir es pura retórica) y que posiblemente pueda que entienda mal lo que dice, es algo así: El infierno es el mundo mismo en el que vivimos, nuestro objetivo, el sentido de la vida, si se quiere, es encontrar el cielo en este infierno y una vez que lo hallemos, darle cabida, hacer que perdure. No se trata pues de quedarse con la media tinta o la indefinición sino de tratar de ver lo bueno dentro de lo malo. No digo que no se pueda ser intransigente, al actual Alcalde de Santiago de Surco, Juan Manuel del Mar, por ejemplo, no le veo nada bueno (pone sellos con su nombre a las lozas de ¡las veredas! que ha arreglado, ha hecho pintar los quioscos del distrito con los colores de su partido, desbarató el programa de reciclaje, desordenó el horario de recojo de basura y el de regado de jardines... a veces en horas punta el tráfico está detenido porque está pasando el camión de regado... la de hoy fue que cerró la calle que es la única vía directa para llegar a mi trabajo, pucha, tuve que pagarle igual al taxista para llegar caminando... seguro a algunos lo último les parecerá una tontería, quedense con las primeras entonces que son suficientes). Es decir, hay que saber cuándo ser intransigente. No digo también "con quién" porque no siempre se puede ser intransigente con la misma persona.

Debo confesar, si es que no lo sabes porque ya lo he dicho en otro blog, que yo he sido anónimo en el "popular" blog de anónimos. Nunca he estado de acuerdo con los insultos, vengan de alguien anónimo o no. De hecho, cuando alguien dice que un anónimo no tiene la valentía de insultar con su nombre me parece ridículo porque no hay nada bueno en insultar, es un sinsentido juntar valentía con insultar; ambas cosas no tienen que ver una con la otra. Sin embargo, una vez escribí algo insultante porque creí que sería gracioso. Debería buscar las cosas que escribí en ese blog (no sería muy difícil) y publicarlas en un blog con mi nombre, para hacerme responsable por ellas, aunque como digo, sólo recuerdo que una de ellas era insultante (y, por si acaso, no me siento orgulloso de eso).

Recuerdo que la primera vez que leí algo que escribiste fue un texto que, relacionado al escándalo de los plagios de Bryce, citaba otros casos de plagio. Para mí, que en esa época podía ver todo como una señal de algo, me pareció que estabas apañando lo de Bryce y me molestó eso. Recuerdo que fui leyendo (mal) otros textos tuyos y te seguía viendo como "enemigo". Claro que en aquella época yo ya había decidido no escribir más como anónimo porque ya que no insultaba a nadie en realidad (fuera del caso del que he hablado) no tenía sentido seguir haciéndolo; así que los comentarios en los que me refiero a ti como "silvio rendón wilka" los hice con mi nombre, por lo que recuerdo.

Después, todo ese asunto me dejó de interesar y te leí de una manera diferente (menos "mal"), eso también me fue pasando con la mayoría de blogs que leo ahora (algunos de los cuales en algun momento dije que no pensaba leer). Sigo leyendo a alguno que otro con cierta desconfianza pero no me importa mucho porque en mi vida personal ocurrieron cosas en el último año, pérdidas, que me hicieron dar cuenta que lo que pasa en los blogs o en cualquier otro ámbito que no sea el de mi vida personal no es tan importante en realidad. Digo todo esto más que nada para que veas cómo tomar las cosas que digo, si es que tengo o no la "autoridad" o el "derecho" de decir lo que digo.

Respecto a la "bola", todavía no he visto que haya tocado alguna pierna...

19 de septiembre de 2008, 16:44  
Blogger Silvio Rendon ha dicho...

Vaya, sí que te explayas.

A ver, sí que me gusta ver lo bueno dentro de lo malo y al revés. Sin embargo, cuidado. (A todo esto, yo sólo escribí una línea sobre el asunto. Si estoy escribiendo más, es por las preguntas...) Es un poco delicado meterse con el congreso, por el peligro de "disolver-disolver". El congreso es una piñata fácil, siempre. Por lo tanto, he preferido no decir nada sobre la por otros elogiada iniciativa de "adopción". Ahora, a pedido tuyo, comparto mi distancia sobre el asunto, pero lo mío fue inicialmente sólo una línea sobre los anónimos, que pueden desprestigiar potencialmente iniciativas.
Otra entrada a mi desconfianza sobre el asunto es que se han sumado a ella justo después de reventar el asunto de Inventarte. El Sr. Sifuentes lo dijo muy claro "lo de Inventarte es un tema de los de toda la vida; mejor dediquémonos a fiscalizar congresistas" (no es textual). Tons, suena a una jugada muy oportuna...

Sobre los insultos anónimos. Insultar es malo; insultar anónimamente es peor. Es un tema de medida. Al anónimo que te cuestiona no le puedes cuestionar nada. Te acosa con tus errores y no te puedes defender en base a un estándar que incluya los suyos. Se establece una comunicación unilateral de interrogador-interrogado, en total desigualdad de condiciones. Esa es la cobardía, pues sin exponerse a recibir el vuelto, te ataca con premeditación, alevosía y ventaja.

En la blogósfera peruana esta dinámica al parecer comenzó entre alguna gente de literatura, que vio en los blogs una forma de combatir a quienes supuestamente les negaban el reconocimiento que creían que merecían. Equivocada manera de afrontar el supuesto problema. Este tema no es el mío, pero como me ha acabado por salpicar, ahora sé algo más.

Yo no escribí sobre Matos Mar para exculpar a Bryce, sino para exponer cómo se había frustrado una posibilidad de renovación generacional en el IEP. El caso de Matos fue de explotación académica de sus subordinados, cosa que ya llevaba tiempo. Gustavo Faverón vinculó una cosa con la otra quejándose porque no se había prestado atención al caso de Matos, como sí al caso de Bryce. Y fue una queja válida, sin que se exculpe a Bryce por sus plagios. Hace poco documenté cómo el libro de Rénique coincide con el informe de la CVR sobre Puno y no hubo rebote. Se podría decir lo mismo que se dijo sobre el caso Bryce vs el caso Matos, ¿por qué un caso merece tanta atención y otro no?

Ya me mareaste, ¿total BYH es un pseudónimo?

20 de septiembre de 2008, 1:41  
Blogger Bruno Ysla Heredia ha dicho...

Hola Silvio:
El problema con esa única línea de la que hablas es que era confusa. Mencionabas a blogueros anónimos pero no había ningún enlace, uno no sabía de qué estabas hablando. Yo comenté recién a raíz de la discusión entre jomra y tú.

Respecto a la desconfianza, no había pensado eso y tampoco me interesa pensarlo. En general, yo veo las cosas de cualquier persona que tenga cierto poder con desconfianza, desde el más rico vendedor de armas hasta... los periodistas. Ponerme a analizar las razones de algun periodista en particular (porque es lo que más tengo a la mano) sería como ser el corrector de ortografía de word en un texto en el que todas las líneas están en rojo. Cuando eso pasa, la PC se cansa, mucho error pues, y te pide que mejor apagues el corrector. Así que ahora lo tengo apagado. La desconfianza está allí porque si tienes poder (por ejemplo, de ver los datos en la reniec de cualquiera, algo que cualquiera no puede hacer) no se sabe en qué momento te envaneceras en él y de eso no se libra nadie (ni yo). Sin embargo, no quiero sobrecargarme el cerebro con ese asunto.

Lo que dices del Congreso es interesante también. He leído la columna de hoy de Rosa María Palacios (http://peru21.pe/impresa/noticia/otoronguismo-se-viste-oscuro/2008-09-20/225149) y hay algunas cosillas que no me quedan claras:
Dice que en el Congreso no aceptan los pedidos porque el 15 de agosto se ordenó una auditoria y por eso tales datos están en reserva.
A continuación, la Sra. Palacios se manda con una perorata que no tiene mucho sentido porque es anacrónica. Mezcla el hecho de que posiblemente los congresistas hayan hecho la auditoría para encubrirse con la campaña en cuestión. Para esto quiero citar algunos datos:
El escándalo de Anaya estalló en el programa de TV Prensa Libre entre el 13 y el 14 de agosto; el 14 fue publicado en los medios de prensa (cito la fuente citada en el "Utero de Marita": http://www.correoperu.com.pe/lima_nota.php?id=73336&ed=14)
El 15, posiblemente para encubrir, posiblemente para investigar, ¿alguien lo sabe?, se hace la auditoría.
No veo el programa de Rosa María Palacios (no veo TV a esa hora) así que no sé cuándo exactamente lanzó la campaña para pedir cuentas de los congresistas. El 6 de setiembre salió la columna (http://peru21.pe/impresa/noticia/tenemos-derecho-saberlo/2008-09-06/223853) que es citada por la campaña; sin embargo, al final de su artículo del 16 de agosto (dos días después de que el escándalo terminara de estallar y un día después de la orden de auditoría) habla de la "...total apertura a la prensa de todas las rendiciones de cuentas de los últimos dos años con sus respectivos sustentos. Aunque caiga medio Congreso..."

Con todo esto quiero decir que en su última columna (la del sábado 20 de setiembre), Rosa María Palacios no deja en claro que la auditoría NO ES producto de la campaña. Lamentablemente (¿o afortundamente? quién sabe) es producto del reportaje de su programa. Malo o bueno es producto de eso. Antes de seguir hablando de esto, me gustaría ir a otra cosa:

Ella dice que la medida (la auditoría) es ilegal: No soy abogado (¿felizmente?) ¿pero no se supone que cuando se hace una investigación no se pueden ventilar cosas sobre esa investigación y todo lo relacionado a ella?. Me refiero a investigaciones judiciales o de este tipo de auditorías a organismos públicos, por supuesto. Es cierto, los ciudadanos tenemos derecho a saber; sin embargo, también es cierto que existen los procedimientos. Que alguien me ilustre con esto, por favor, pero que no me vengan a decir que como el derecho a saber está primero nos podemos saltar los procedimientos porque entonces le voy a pedir que sea consecuente y deje que cualquiera vaya por encima de los procedimientos porque considera que su derecho está primero, así que, ¿cómo es la nuez?

Ahora vuelvo sobre el asunto del reportaje, más bien, las razones del reportaje en el contexto de la campaña. El reportaje pudo haber salido por dos razones: La primera es para crear un efecto dominó, si hay un Congresista corrupto deben haber más y se crea conciencia en la población, la segunda es simplemente para crear el escándalo de la semana que siempre es necesario sea para llenar un vacio en el programa, sea para distraer a la gente. Fuera del contexto del campaña hay una tercera razón, la tercera razón es simplemente denunciar un acto de corrupción y ya.

Todos suponemos que se trata de la primera razón citada, mmm, ya pero me parece que hay un error de estrategia allí porque ¿si quiero hacer ver que hay varios casos lo que tengo que hacer es descubrir esos varios casos, no? Una vez descubiertos los suficientes, lanzo la noticia y me adelanto a los hechos. Supongo que en ese contexto también hubiera ocurrido la auditoría pero, no sé, en realidad no se me ocurre que más hubiera podido pasar. Quiero decir, si la idea es descubrir que hay varios congresistas corruptos, como que no es muy inteligente avisarle al enemigo diciéndole que ya encontré uno y que ahora por favor me deje descubrir si hay más para que el enemigo se ponga a resguardo. Si vamos a vivir en la sospecha como que nos deberíamos adelantar, no?

Por eso es importante que alguien diga si mal o bien el proceso de la auditoría es legal y que sus procedimientos deben ser respetados (es decir que tal auditoría está por encima de nuestro derecho a saber). ¿La campaña funcionaría como una recolección de firmas de la misma manera en que podría pedir la vacancia presidencial de tal forma que anule la orden de la auditoría? ¿si la auditoria es legal y los documentos a revisar son intangibles, entonces la campaña sería una medida populista (es decir sólo para tranquilizar las conciencias de alguna gente)? ¿Será el caso Anaya otra de las "batallas de Tarapacá" del periodismo? ¿Una batalla ganada sólo para que se recuerde en el calendario cívico escolar pero que en una guerra de verdad (digamos contra la corrupción) no sirve para nada (tipo las "tricas" del Ministro, claro que en esta última "batalla" qué se puede ganar con pistolas de juguete)?

Se que estoy diciendo cosas "duras", pero es la urgencia del tema. Por si acaso, lo de la Batalla de Tarapacá se aplica a un montón de ámbitos de nuestro país, no es exclusivo del periodismo.

Bryce merece más atención porque tapa un hueco más grande, por eso.

Podría discutir lo de los insultos pero creo que tendría que ponerme en el contexto del mundo perfecto y ya sabemos que este no lo es. (Quizás en el caso de descubrir la corrupción en el Congreso sí haya hecho esto último).

No, no es un pseudónimo.

21 de septiembre de 2008, 0:39  
Blogger Silvio Rendon ha dicho...

Bruno, ¿No has pensado tener tu propio blog?

Sobre la campaña de "adopción", otro dato más. Fíjate en esto:

"ocraM dijo...
buen post. aunque, si te lees a ti mismo, verás que todas esas escaramuzas tienen dos o tres nombres que se repiten. los mismos de toda la vida.

como verás, aunque llamativo, el conflicto no es generalizado. hay más de 10 mil blogs peruanos allá afuera, algunos con iniciativas ciudadanas interesantes que se enfrentan a un poder de verdad, como "Adopta un congresista"

http://www.elpaki.com/2008/09/adopta-tu-congresista.html

12 de septiembre de 2008 18:15"

http://lapizymartillo.blogspot.com/2008/09/paisaje-despus-de-la-batalla.html?showComment=1221285420000#c9039858033236938034


Te das cuenta del discurso. "No hablemos de esto; hablemos mejor de esto otro". Pero no sólo eso. Dice que "hay 10 mil blogs peruanos allá afuera" , ¿no? OK, ¿cuántos blogs se han sumado a la "adopción"? ¿Cuántos además de "los mismos de toda la vida"?

22 de septiembre de 2008, 22:26  
Blogger Bruno Ysla Heredia ha dicho...

Silvio, si solamente, hubiera leído tu comentario, probablemente hubiera dicho algo así como "es Sifuentes, pues". Sin embargo, acabo de ver el reportaje de Sifuentes en el programa de RM Palacios. Todo bien hasta que vi que incluyó en el video un segmento de que aquel video IDIOTA de "soy bloggero y qué" y dos veces... ¡PUAJ! ¡PUAJ! ¡PUAJ! Cómo decirlo, Carlos Raffo me debe caer peor de lo que me caen algunos bloggeros (no, creo que van por allí en realidad) pero primera vez que estoy de acuerdo con él. Esta estupidización de la campaña es como ya dije ¡PUAJ!, una reverenda tontería. Con razón que sólo hay 40 puntas. La idea de pedir cuentas está muy bien pero todo lo demás me parece una COJUDEZ. Eso de que es una campaña de los blogs... ¡Es una campaña ciudadana y punto!, no sé a qué tanta estupidez. Palacios dice que lo de la auditoría no es cierto. Bueno, ¿dónde está la noticia sobre eso? ¡Eso es lo que hay que informar! No la reacción de los congresistas. Eso está bien para el blog de videos de Sifuentes no para su programa. Lo esencial es que informe de eso, que no hay tal auditoría y ya. Y los Congresistas deberían de informar de sus gastos operativos, no deberían esperar que los ciudadanos se los pidan.

En cuanto a las opiniones de Sifuentes, pues, yo visito su blog para informarme, las opiniones las busco en otro lado.

Yo tengo mis blogs donde hablo de cosas que me gustan. Las que no me gustan las comento en lo blogs que hablan de ellas. Claro que si no tuviera y en relación a todo lo que dicho, mi respuesta a tu pregunta sería un rotundo NO.

23 de septiembre de 2008, 0:47  
Blogger Bruno Ysla Heredia ha dicho...

Veo que indirectamente, algunas de las respuestas a mis preguntas en mis dos últimos comentarios, están en este blog:
http://prendetusojos.wordpress.com/2008/09/23/%C2%BFintangibilidad-de-la-informacion-informate-y-actua/

Aunque sigo pensando que el párrafo que mencioné de RM Palacios de su columna del sábado era inexacto (pues la orden de auditoría ocurrió después de la campaña) y pienso que se debería "desbloguizar" la campaña o tratarla de otra forma (porque si bien hay blogs independientes metidos en esto, también hay una argolla detrás), me inclino más hacia apoyarla que a ir contra ella.

Saludos

23 de septiembre de 2008, 19:09  
Blogger Silvio Rendon ha dicho...

Bruno,
Ya debes haber visto los últimos Combitos con los enlaces a la página web del congreso, donde sólo aparecen diez pedidos de información de gastos operativos de congresistas.
Aquí creo que RMP debió no quedarse en que le rechazaran la información, sino simplemente hacer el hábeas data y punto. Podría haber publicitado lo que hizo, pero lo real es que lo dejó allí y llamó a que más gente ("cientos o miles") pidiera información a sabiendas que no se la iban a dar. En el Perú los derechos individuales no valen tanto como los colectivos. Tiene que ser un grupo de gente quien pida la información, no un individuo. Ahora el hábeas data es de los bloggers, cosa que les vino como anillo al dedo, pues están a la caza de oportunidades de promoción y PR. El tema ya no es si los ciudadanos tienen derecho a enterarse de los gastos operativos de los congresistas, sino la relación entre los blogs y la ciudadanía. Se ha creado una instancia de intermediación más. Un grupo de cuarenta y tantos bloggers que dicen haber pedido algo al congreso, con un subconjunto de ellos que exhibe las respuestas negativas como prueba de que lo hicieron, es lo que queda ahora al centro del tema.

Y bueno. Una vez que pasen de la mera publicidad a la acción legal se convertirán en algo así como un grupo de claeístas o fonavistas, un grupo de presión, el de los bloggers. La realidad es que no hay tal cosa. De 10mil blogs, tomémosle la palabra a Marco Sifuentes, un par de decenas se ha metido en el asunto, es decir, 0.4% de la blogósfera. Es un trabajo de "proyección social". Después de esta jugada, ¿qué seguirá? ¿Una teletón? ¿un partido político?
Saludos,
S.

23 de septiembre de 2008, 22:02  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal