lunes, 13 de octubre de 2008

Combitos

- Aldo Mariátegui tiene razón
en señalar que para esta coyuntura de crisis económica internacional hubiera estado mejor alguien tipo PPK de premier que alguien tipo Simon. Aquí. Es lo que ocurre cuando el gobernante piensa en su agenda personal y no piensa en la agenda del país.

- Corrupción, corrupción
El tema es que ¿quién quiere meterse con un gobierno que da señales de megacorrupción? ¿Es que no conocemos a Alan García?

- Dialogar ¿con quién?
Definitivamente no es con las minúsculas izquierdas políticas con quien tiene que dialogar el gobierno, sino con el gran movimiento social al alza que se ha visto en estos últimos años. Sin embargo, dialogar no es persuadir sin ofrecer cambios. Lamentablemente, no se ve a un gobierno con iniciativa y capacidad de enfrentar la crisis venidera, ni interna ni externa.

- ¿Descarrilamiento de la democracia?
Alan García fue electo con un programa que no está cumpliendo, con el apoyo de sectores políticos que lo vieron como mal menor. Dado el estrepitoso fracaso de su primer gobierno, tenía que hacer una gestión impecable, modélica, en que corrija lo que hizo mal en su primer gobierno. No sólo no lo hizo, sino que tiene un equipo en franco deterioro. ¿Qué pasará cuando quede claro que el cambio de gabinete es totalmente insuficiente para enfrentar la crisis, pues el verdadero problema es Alan García?

- Huevos cubanos
Lo cuenta Yoani Sánchez desde Cuba:
Precios disparados los que por estos días muestra el mercado informal. Un huevo ha llegado a costar la elevada cifra de cuatro pesos cubanos –el tercio del salario medio de una jornada laboral–. Pero el bolsillo de los compradores no ha sido el más afectado; para los que vendan ilegalmente este producto, las condenas pueden llegar a dos años de privación de libertad.
Pobreza con dictadura.

Actualización:

- Documentando la intervención americana en Bolivia
Aquí. El periodista de investigación americano Jeremy Bigwood ha conseguido documentos del gobierno americano que demuestran su abierta política de intervención en Bolivia. Esto fue gracias a la "Freedom of Information Act" (FOIA) y a pedidos de "Mandatory Declassification Review" (MDR) (visto primero aquí).

Edificio de la USAID en Bolivia.

Principal institución a través de la cual el gobierno americano organiza a la oposición en Bolivia.

Foto tomada por el periodista Jeremy Bigwood.

Etiquetas:

3 comentarios:

Blogger javier ha dicho...

Sivio:

Lo de la dictadura en Cuba es indiscutible (y en la isla la dictadura no es, precisamente, la del proletariado); pero eso de pobreza... Yoani se pasa en su supermediático blog hablando de lo que cuestan los huevos, de cómo disminuye el tamaño del pan, que si ésto y lo otro. Y, claro, si yo le creo tendría que hacerme una idea que en Cuba hay desnutrición, pandemias y enfermedades endémicas propias de una mala alimentación, así como cuadros desesperados de anemia infantil, de regreso de enfermedades ya desterradas y, hombre, eso se vería en las calles y hasta en la política. Pero creo que no es el caso. No podrán venderse legalmente huevos, pero quizá los pioneros se lo desayunarán en su staróvaya todas las semanas, algo que no te lo pueden decir el resto de países de la región (y no porque no tengan pioneros, je je).

Creo que en Cuba la gente tiene hambre, pero de otras cosas. Lo de los huevos de Yoani me parece como cierto experimento de una periodista yanqui de sobrevivir un mes con lo que juzgaba como "dieta cubana": Medir ciertas conductas de consumo (¿medir índices de "consumismo"?)con estándares propios de otro tipo de organización social y, por ende, con otro tipo de racionalidad, si cabe el palabro.

Me interesaría tu opinión, pero guardando el hacha ¿eh?.

13 de octubre de 2008, 9:49  
Blogger Silvio Rendon ha dicho...

Javier,

Lo más grave no es que escaseen los huevos, sino que te den dos años de cárcel por venderlos.

Por ahí va una de las principales contribuciones de Amartya Sen a la economía: si hay democracia, libertad de expresión, tienes los medios para enfrentar una catástrofe natural como un huracán o una sequía. Si hay dictadura, ésta tiende a ocultar el desastre y prefiere que la gente sufra las consecuencias a "quedar mal". Incluso se niega a aceptar la ayuda humanitaria de otros países, por razones meramente políticas.

Cuando hubo el Katrina, incluso México envió ayuda material a la zona del desastre. Todos nos enteramos de la imprevisión que hubo en Lousiana. ¿Qué habría ocurrido de haber un gobierno que rechazara la ayuda mexicana por razones políticas o de "orgullo nacional"? Es lo que ha hecho el gobierno cubano después de los huracanes que azotaron la isla. Ni el gobierno de Corea del Norte ha rechazado ayuda humanitaria en situaciones de catástrofe (por el contrario, rogaban por que les envíen la carne europea contaminada por la "vaca loca": "no la quemen, nosotros nos la comemos").

Creo también que el argumento de que en Cuba están mejor que en Haití o en Acomayo es equivocado. Tenemos que comparar a Cuba con Cuba misma pero con otro sistema. Claro, esa sería una comparación contrafáctica, pero es lo que se tendría que hacer. Históricamente, sin embargo, lo más cercano a este tipo de comparación se ha dado y no suele favorecer al sistema comunista, como aprendimos de las Alemanias o las Coreas.

13 de octubre de 2008, 10:14  
Blogger Amazilia Alba ha dicho...

Bueno ahi estan claras las pruebas de la intromision del gobierno de USA en Bolivia. Ahora para que esa informacion llegue a los medios peruanos, y a la gente que lo unico que hace es repetir lo que les dicen, va ha pasar un tiempo. No entiendo por que son tan cerrados, cuando la informacion internacional hace tiempo ha dado este tipo de pistas. Sera racismo?
Saludos

13 de octubre de 2008, 16:51  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal